Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2015

El lector impaciente

Ais (*suspiro), el olor del papel, el tacto suave de las solapas, el lomo del libro encajando perfectamente con tu mano, acunándolo, paseándolo. Recuerdo haber leído mucho cuando viví en Móstoles. Cogía el tren para ir a la UCM y por el camino me acompañaron un montón de libros. Recuerdo también que por aquella época descubrí la espuma Pantene y, durante un tiempo, cuando me venía el olor dulzón con reminiscencias de frutas del bosque de la popular marca, me venía a la mente la escena en la que Ignatius J. Reilly ("La conjura de los necios") se hacía una paja.

El largo viaje de Nico comienza de nuevo

Imagen
El parto. 2ª parte Hay un capítulo de "Nico, por favor" que se titula El parto. Nico trata de alcanzar a la chica del metro para darle su número de teléfono, pero la multitud cosmopolita y ajena a la situación desesperada de nuestra heroína, le impide el paso. Esa lucha contra la corriente humana a la que se enfrenta Nico me recordó a un parto (suda, empuja, se agobia...).