Entradas

Mostrando entradas de abril, 2016

Carla ya está aquí

Imagen
Con la lengua fuera y tras un largo camino, El sentido de la vida de Carla Pi, mi segunda novela tras Nico, por favor, ya ha llegado. ¿Qué es El sentido de la vida de Carla Pi? Una novela. Obviamente. Una historia única, original e inédita. ¿Qué NO es El sentido de la vida de Carla Pi? Todo lo que no sea una novela. Un barco, por ejemplo. O un país. O una pelota. O un gato... Ya me vais pillando. La historia de Carla no es la segunda parte de Nico, por favor. No es una continuación de la historia, es la historia contada desde el otro punto de vista. Desde el punto de vista de la chica del metro. Carla no es como Nico y, por lo tanto, su historia es muy diferente a la de mi primera novela. Nico es más desenfadada, más espontánea y natural, mientras que Carla es una chica reflexiva, introvertida y rutinaria. La vida de Carla está llena de piedras que le hacen replantearse constantemente su sentido.
Sinopsis
A Carla le gusta su vida rutinaria y tranquila, donde las leyes se cumplen y ex…

Aureliers de luto en 3... 2... 1...

Imagen
Sigo con especial interés la trama de Celia y Aurora en Seis Hermanas. En España son legión las aureliers que, ya sea en directo o en diferivo, tuitean sobre la relación lésbica de esta novela de época. Y la sigo con interés no tanto por el hecho de que sea una historia de amor entre mujeres sino por cómo está evolucionando su historia. 
Me pongo en la piel del guionista (sí, ya sé que son un grupo de personas varias) y sudo tinta. Como he dicho, las aureliers son legión y muy activas en redes sociales. Esto para la serie de TVE es un filón porque ve cómo su hashtag oficial #SeisHermanas como los episódicos que se sacan de la manga las aureliers son TT tarde sí y tarde también.
Y aquí está el dilema. Una relación lésbica en 1912, año en el que está ambientada la serie, es castigada con el escarnio público, la persecución y la cárcel (como poco). Para más inri, Aurora está embarazada de su marido, Clemente, que insiste en quererla pese a que ella ya le ha dicho que no le desea. El mar…